Por Sérvulo Velásquez*

servulo

Esa pregunta se hacía hace ya unos cuantos años el escritor Gonzalo Arango, en el conocido poema La salvaje esperanza publicado en anterior entrega de este blog. Ahora me la vuelvo a formular yo, e intento responderla desde la cima plateada de la vejez.

A esta etapa de la vida, llega uno grávido de años, de información, conocimiento y sobre todo sabiduría experiencial; y con ese acervo bien puede hacer parte de Consejos de Mayores, como lo han decidido los jóvenes que han asumido la dirección de la antigua Asociación de Mercados Campesinos del Meta –AMCM-, transformada hoy en Mercados Campesinos de la Orinoquia, Mercaorinoquia.

Desde tan honrosa posición, continuaré tratando de contribuir en lo de siempre: la comunicación escrita y gráfica, radial y audiovisual, como una manera privilegiada de refrescar la memoria tribal, recuperándola, conservándola y difundiéndola como mediación entre los actores y sujetos de los procesos, y entre el pasado, el presente y el futuro.

En tal perspectiva, el lector encontrará como anticipo a la conmemoración de los siete años de creación de los mercados campesinos del Meta y la realización del número 300, el próximo sábado 25 de agosto, los siguientes materiales memoriosos, que espero sean de su interés y de su agrado.

 * Pedagogo

––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––

Crédito imagen de portada

http://www.fundacionacpo.org/escuelas-digitales-campesinas/

 

 

Anuncios